Tarjetas de crédito: Garantías de seguridad y buen manejo

El mercado financiero mundial cuenta con varias formas de invertir en monedas como el dólar mediante el uso de tarjetas de crédito. Pero para que obtengas éxito al intentar este movimiento, no puedes prescindir de la información necesaria antes de realizar dicha transacción. Descubre las pistas y comienza a disfrutar de los beneficios.

 

¿Cómo seleccionar una buena tarjeta de crédito?

Antes de que conozcas los pasos de forma enumerada, es importante que no pierdas de vista lo siguiente: la tarjeta de crédito que vayas a utilizar debe estar activa para realizar este tipo de transacciones. De esa forma, lograrás garantizar los movimientos que realizarás en un futuro y obtendrás la seguridad que buscabas. No te dejes engañar por casas comerciales que prometen un buen producto, pero no funcionan como se suponía.

Pero ese no es el único consejo que debes tener en cuenta. También existen una serie de elementos que te ayudarán a comprobar la estabilidad de uso de la tarjeta en los momentos previos a la conversión que elijas. Estos son la vigencia del material, revisar si la banda de seguridad no se encuentra dañada o chequear tu actividad bancaria antes de intercambiar dinero.

 

1. Conocer las garantías de seguridad

Lo primero que debes hacer antes de utilizar cualquier tarjeta que te permita operar con dólares es comprobar si está disponible ante los ojos de las casas bancarias. Hay ocasiones en que algún agente malicioso podría bloquear el sistema o tu clave y te impida completar las operaciones. Es clave que seas bastante discreto con la información asociada antes de compartirla con terceros.

Otros consejos relacionados a la seguridad son:

  • Memorizar los códigos secretos.
  • Ten conocimiento acerca de cuán confiable es el sistema de compras y las tasas que cobran por cada movimiento.
  • Nunca guardes contraseñas de banca en navegadores desconocidos o en dispositivos ajenos.

Es crucial que seas receloso de los datos que te pueden exponer.

 

2. Asegurar una buena gestión

Si estás pensando en experimentar conversiones a peso chileno con otro tipo de cambio, seguramente recibiste algún comentario de tus cercanos sobre la calidad de la gestión bancaria. Alguno de tus colegas puede tener razón, pero todo depende de la situación comercial que esté viviendo la persona en particular. En otras palabras, deberás cerciorarte de no tener líos pasados con la entidad a cargo.

Además de eso, es imperativo que conozcas las características de la tarjeta de crédito, si está adaptada a los nuevos sistemas de acceso, sus facultades técnicas y otros aspectos detallados en el último punto del listado. Intenta retener lo mejor de estos detalles para acercar un poco más las probabilidades.

 

3. Manejar información necesaria sobre la tarjeta

Una vez que corrobores la vigencia del plástico, solo faltaría que observes si el chip que va inserto en la tarjeta es compatible con la fórmula electrónica actual o si tiene la capacidad de completar una operación a distancia mediante tecnología escáner. ¿Sabías que con el nuevo sistema de boletas electrónicas será aún más importante contar con una tarjeta actualizada? Ponte al día y evita inconvenientes.

¿Conoces el monto máximo que está permitido en cada operación? ¿Y el mínimo? ¿En qué bancos permiten las transacciones desde el que tienes a cargo y en cuáles no? Resuelve todas esas interrogantes, comienza a pensar en grande y asegura tu participación en las conversiones de monedas a escala global a partir de la divisa estadounidense. Tu capital lo agradecerá.

Ahora ya lo sabes: si estás en Chile es posible realizar movimientos bancarios con el billete americano como protagonista, solo debes saber si tu tarjeta de crédito te lo permite y conocer sus características principales. Es cosa de tiempo para que te conviertas en un gran inversionista gracias a los mejores consejos del mercado.

También te va a interesar: Recomendaciones al comprar dólares desde tu tarjeta de crédito